mantener relacion de pareja en estado de alarma terapia pareja online psicologo online

Cómo mantener la relación de pareja durante la cuarentena

Mantener una relación de pareja no es fácil con las vidas agitadas que todos llevamos hoy en día, entre el trabajo, los hijos y otras actividades diarias muy pocos tienen tiempo al día para poder estar con la otra persona. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando se pasa de un extremo a otro? ¿podría afectar el estado de alarma a la relación con mi pareja?

Si la pareja estaba acostumbrada a que cada uno tuviese su espacio y no coincidían mucho a lo largo del día esta situación seguramente será agobiante para ambos pues ahora van a tener que verse las caras todo el día. Si a todo esto le sumamos los problemas económicos, la imposibilidad de teletrabajar, los hijos, las tareas domésticas, la ansiedad por el encierro (sobre todo ahora que viene el buen tiempo) y la preocupación por la epidemia y sus consecuencias… estamos ante una bomba de relojería que acabará explotando tarde o temprano.

Por otro lado, muchos se dan cuenta también de la delicada situación que tenían con su pareja, por ejemplo parejas que estaban acomodadas en la rutina pero cuya relación estaba deteriorada desde hace tiempo, desgraciadamente el estado de alarma hará que se acabe rompiendo la relación cuando ambos miembros se den cuenta de que ahora que no les queda más remedio de pasar tiempo juntos o que no tienen nada en común, que han perdido las cosas que antes les conectaba o simplemente que ya no hay por donde coger la relación.

A continuación os dejo algunas pautas que podemos seguir para mantener una buena relación durante la cuarentena.

1. No lo des todo por perdido

Primero reflexiona sobre en qué punto está vuestra relación.

-Parejas que acaba de empezar la relación y que deciden pasar la cuarentena juntos, esto será una oportunidad de ver cómo funcionan en pareja y conocerse a un nivel más profundo y a adaptarse a las rutinas del otro.

-Parejas que llevan años juntas y que están bien pero que podrían llegar a agobiarse por la situación.

-Parejas que discuten continuamente y con dudas sobre la relación, haciendo que la convivencia sea una tortura y que esto sirva como un punto de inflexión.

-Parejas distanciadas que continúan por la comodidad del día a día pero que evitaban los conflictos, ahora tendrán que enfrentarlos, ya no vale la excusa de no “tener tiempo” para ello.

Ahora tómate un tiempo para reflexionar sobre tu relación. Si estabas con tu pareja por comodidad sabiendo que las cosas no iban bien del todo antes de darlo todo por perdido mira el estado de alarma como una última oportunidad de arreglar las cosas. Quién sabe, si los dos ponéis de vuestra parte y sois capaces de superar esta difícil situación a lo mejor es que vuestra relación es más fuerte de lo que pensabas, pero para ello los dos tienen que colaborar.

2. Lista de problemas y soluciones

La cuarentena puede ser una oportunidad para reforzar la relación, para ello pon atención en cuáles son los aspectos positivos y que queréis seguir manteniendo. Después tendrás que hacer lo contrario, pensar en que es lo que realmente te está agotando de la relación o que se debería cambiar y haz una pequeña lista. Después saca una flecha y a la derecha y aporta una o dos ideas que podrías hacer TÚ o el otro para mejorar este aspecto. Es decir, se trata de no centrarte tanto en los problemas y buscar soluciones.

Ejemplo:

-Mi pareja está casi todo el día tirado con el móvil, incluso cuando vemos una peli-> Proponerle YO un plan más activo (picnic en el salón, juego de mesa, baile, deporte juntos…)

-Teletrabaja y tengo que hacerme yo siempre cargo de los niños-> Compaginarme con mi pareja y organizar momentos de soledad por las mañanas.

Etc

3. Estableced las tareas de cada uno

Haced un reparto de tareas de forma equitativa, es importante sobre todo si tenéis hijos porque evitaréis discusiones innecesarias delante de ellos. Ambos formáis un equipo y tenéis que dar imagen de unidad y mantener la calma ante los malos momentos, solo así se la podréis también transmitir a vuestros hijos.

4. Buscad momentos de soledad

Buscad un momento al día solo para vosotros: deporte, relajación, hablar con un amigo… Deja que pase un tiempo suficiente para que ambos os podáis echar de menos, convivir no significa tener que estar pegados continuamente el uno al otro. Esto será más fácil si ambos trabajáis desde casa pero incluso si no es así cada uno debería buscar algo que poder hacer en soledad y que le haga desconectar un poco.

5. Actividades conjuntas

No esperes, propón tú cosas nuevas, lleva la iniciativa. Si a tu pareja después se le ocurren más cosas pues mejor pero no esperes a que sean los demás los que den ideas y mucho menos te enfades si no lo hacen, tu pareja no es tu animador sociocultural. Empieza tú mismo dando ejemplo y tal vez se anime el otro más adelante. Algunas ideas divertidas pueden ser:

-Picnic improvisado en el salón con música ambiental.

-Baño relajante en pareja.

-Juegos de mesa en familia (twister, juegos de scape room, juegos clásicos de mesa…)

-Videojuegos o películas.

-Deporte en casa o baile.

-Videollamada conjunta con amigos.

-En el caso de vivir solos… ¿Por qué no jugar una partida de strip póker o realizar alguna fantasía que siempre quisisteis probar y de la que nunca tuvisteis tiempo?

6. Mantener una buena comunicación

No te calles las cosas por miedo a evitar conflictos, comunícalas a su debido tiempo y de forma asertiva, es decir, di como te hizo sentir su comportamiento pero sin acusarle directamente, solo su conducta. Ten en cuenta que la forma de decir las cosas importa, así evitaremos que nuestra pareja se ponga a la defensiva. Da siempre el beneficio de la duda en vez de acusar directamente y propón también alguna alternativa para arreglar la situación. Negocia y llegad a la solución juntos. Y por último pero no menos importante, discutid las cosas de una en una y no aprovechéis para sacar temas del pasado que no llevan a ninguna parte, solo a sacar las cosas de quicio, centraros solo en el asunto actual.

7. Cuidar la salud emocional

El estado de alarma seguramente despertará miedos, inseguridades y otras emociones negativas que no son más que una forma de lidiar con una realidad que es angustiante. Por eso, trata de ser paciente con tu pareja si ves que está más nerviosa o irritable de lo normal, no te lleves a lo personal todos los comentarios que hace porque seguramente no había una mala intención detrás, intenta ir más allá y buscar varias explicaciones antes de quedarte con lo primero que se te pase por la cabeza. Si por el contrario eres tú quién pierde los papeles más de lo habitual pregúntate que hay detrás de tanto enfado, ¿es tu respuesta emocional proporcional a lo que ha ocurrido? ¿realmente eso que ha pasado es el responsable de tu malestar o podría haber otro motivo oculto?

Es decir, mantén una actitud positiva pensando que es una situación temporal y que en estos lo más importante es la salud, ¿vas a conseguir algo estando de mal humor? ¿se va a hacer más corta la cuarentena? No, pues entonces intenta aportar cosas que cultiven estados emocionales positivos: tranquilidad, calma, empatía, comprensión y en general “buen rollo”.

8. Busca ayuda profesional

Si crees que la situación te está superando y no puedes con ella puedes buscar un psicólogo online que te oriente en un determinado momento. Pueden darte estrategias contra la ansiedad generada por el estado de alarma e incluso ayudarte a mantener una buena relación de pareja, hay situaciones complejas que no se pueden arreglar leyendo solo un artículo y quizás necesites ayuda más específica. Para cualquier cosa podéis poneros en contacto conmigo.

“Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos.” Viktor Frankl