terapia pareja gijon

¿Por qué me aburro con mi pareja?

Fulanita y Fulanito llevan diez años casados. Se llevan bien y están de acuerdo en casi todos los aspectos pero, no hacen muchas cosas juntos, más bien pocas.


Alguna vez van al cine o invitan a amigos suyos a cenar a su casa, pero en general pasan las tardes libres en una habitación distinta, viendo la televisión, hablando por teléfono, en el ordenador o de compras cada uno por su lado. “Fulanito es un cielo- dice Fulanita-, pero me agobia estar con él. Me aburro mucho”. Ella no sabe que Fulanito piensa lo mismo.

Esta situación puede que os resulte familiar.

¿Por qué ocurre esto?

No es lo mismo…

… estar aburrido que ser aburrido.

…ser un “rollo” para los demás pero divertirse, que aburrirse hasta morir pero resultar interesantísimo para los otros.

…un rato de tedio que un estado continuo de aburrimiento.


¿Por qué nos aburrimos?

Analicemos las causas con el fin de reflexionar sobre lo que está ocurriendo.

1. Vida monótona:
La convivencia día tras día se vuelve igual y la pareja puede sentir que no evolucionan, que están estancados. Es interesante observar que un estado de calma y bienestar acaba produciendo malestar. Esto depende mucho de la persona, la rutina puede ser agradable para unos pero insoportable para otros. Las personas impacientes normalmente se aburren antes. De todos modos es importante variar las actividades y sacar la vena creativa que todos llevamos dentro. Si no nos abrimos a nuevas experiencias cuando tenemos la oportunidad no lo haremos nunca y nos acabará apeteciendo cada vez menos.

2. Cuando los aburridos somos nosotros:
“Quien conoce el arte de convivir con uno mismo ignora el aburrimiento” Erasmo de Rotterdam.


Hay personas que están aburridas estén donde estén y con quien estén, y aun así creer que los demás son la causa de su aburrimiento. Si estás continuamente aburrido puede que el problema no sean los demás… La vida es interesante cuando se sabe ver el interés. Hay quien piensa que divertirse consiste sólo en vivir situaciones límites como hacer una locura estando borracho, que te toque la lotería o conocer a George Clooney.

3. El aburrido es mi pareja
Vale. A veces puede ser cierto. Uno puede aburrirse con su pareja por la sencilla razón de que el otro es un aburrido. Pero entonces pensemos. ¿Siempre ha sido así pero no se vio claro al principio? ¿O puede que a lo mejor haya cambiado con el tiempo? Normalmente los tiros van por la primera pregunta pero a veces puede ocurrir lo segundo. Una persona que al principio era animada y divertida pero que con el paso del tiempo o quizás por otras causas (problemas en el trabajo, enfermedades, pérdidas, paro…) se haya ido haciendo más ensimismada, menos sonriente, más silenciosa. Si es por esto último conviene tener en cuenta las circunstancias y ser amable antes de colgarle la etiqueta de aburrido.

4. Distanciamiento de intereses
A veces ocurre que los miembros de una pareja avanzan de manera descompensada. Esto es muy común en parejas jóvenes. Puede ocurrir que uno de los dos progrese intelectualmente, no descuide su formación, sigue aprendiendo, tiene motivación… Mientras que el otro se desinteresa y descuelga de su propio progreso. Es típico por ejemplo, que uno de los dos se licencie o se esfuerce por ascender mientras que el otro, en tres o cuatro años, no haya hecho otra cosa más que interesarse por el futbol o personajillos de Sálvame… Cuando esto es así, al final hay un desequilibrio y uno de los dos acabará harto.

Es importante que haya unos intereses comunes y un nivel cultural parecido. O al menos, un enfoque de vida medianamente paralelo.

El aburrimiento puede encontrarse en la esfera social, sexual, intelectual… Es interesante reflexionar cual es la que se ha estancado y como podemos ponerle solución, ya que el aburrimiento en la pareja es un sentimiento que avanza lentamente pero sin pausa y si queremos pararlo tenemos que tirar de la sábana y desenmascararlo. ¿Es aburrimiento o que siento o es indiferencia? ¿Es aburrimiento o es tristeza? Es más, detrás del aburrimiento en la pareja puede darse tres situaciones: que sea aburrimiento propiamente dicho, que se enmascare con otras emociones negativas o que se confunda con un trastorno emocional (junto con otros síntomas podría ser un inicio de depresión). Conviene estar atentos.

Y vosotros, ¿qué hacéis para evitar el aburrimiento en la pareja?

Si quieres dar un empujón a tu relación, no sabes que hacer y buscas un psicólogo de pareja en Gijón, contacta conmigo y te daré ayuda más especializada, acorde a tú situación ;)